209, la favorita de los arquitectos

209

LA FAVORITA DE LOS ARQUITECTOS

Le Corbusier

Arquitecto, visionario y vanguardista

Le Corbusier utilizó la silla en muchos de sus edificios: en el pabellón de L'Esprit Nouveau de París, en la Villa de la Rocca y en las casas n.º 13 y 14/15 del complejo urbanístico >Weißenhof-Siedlung de Stuttgart.

La casa pareada de Le Corbusier en la calle Rathenaustraße 1-3 alberga desde 2006 el museo Weißenhof. Aquí las habitaciones se restauraron para recuperar su aspecto original y se amueblaron con la silla 209.

Imagen: Le Corbusier sentado en la 209

Weißenhof-Siedlung, Museo Weißenhof de Stuttgart, casa de Le Corbusier



Interior de la casa Jeanneret en París, 1923

Pavillon de l'esprit nouveau, París 1925

Casas La Roche-Jeanneret, París 1923

«… Esta silla, de la que se utilizan
millones de ejemplares en Europa y
en América del Norte y del Sur, tiene nobleza».
Le Corbusier

Poul Henningsen

Diseñador danés, autor, arquitecto y crítico

«Esta silla cumple a la perfección su tarea: es una butaca ligera, cómoda y tiene un respaldo bajo. Si un arquitecto hiciera esta silla cinco veces más cara, tres veces más pesada, la mitad de cómoda y una cuarta parte de bonita, se haría un nombre».

Poul Henningsen sobre la «silla de café vienés» en Kritisk Revy, 1927

Mart Stam

Arquitecto e inventor de la silla cantilever

El complejo urbanístico Weißenhof-Siedlung nació como una exposición de la ciudad de Stuttgart y la Deutscher Werkbund. Bajo la dirección artística de Ludwig Mies van der Rohe, 17 arquitectos crearon un programa residencial que servía de modelo para el hombre moderno.

Se daba prioridad a la planta y al mobiliario de las viviendas. Además de sus nuevos muebles de tubo de acero, Mart Stam también utilizó la silla de madera curvada 209 para el interior de sus casas adosadas.

Mobiliario de Mart Stam para el Weißenhof-Siedlung de Stuttgart, 1927