Los herederos de Thonet

«Miramos hacia delante, pero
siempre tenemos presente
nuestra historia».
«Trabajamos constantemente en
perfeccionar nuestros muebles con ideas y
tecnologías innovadoras».
«Queremos inspirar a la gente
con nuestros muebles, con nuestro diseño,
así de simple».
«Thonet es internacionalidad».
«Creo que la tarea más importante es
dar a conocer más
a la nueva Thonet, a los nuevos diseños».

THONET

Una marca, una empresa, una familia

Claus Thonet, ¿qué es lo que distingue a Thonet de un modo especial?

Tenemos la pequeña particularidad de ser la marca de muebles más antigua del mundo y de haber marcado la historia temprana del diseño con una innovación revolucionaria. Esta tradición conlleva la obligación de aspirar siempre a la máxima calidad y a una renovación constante. Miramos hacia delante, pero siempre tenemos presente nuestra historia. La marca respira esta situación tan especial; cada nuevo desarrollo de un producto está impregnado de ello.

Felix Thonet, usted representa a la generación más joven, la sexta, ¿cómo ve a Thonet?

Para mi, es decisivo combinar la artesanía y la atención por los detalles con la última tecnología. Thonet está a la altura de los tiempos en lo que a técnicas de fabricación se refiere, pero lo que nos hace especiales es que podemos llevar a la práctica casi cualquier deseo del cliente porque la empresa puede trabajar como una manufactura si es necesario. La personalización es la clave.

Peter Thonet, ¿cuáles son los objetivos de Thonet en la actualidad?

Queremos inspirar a la gente con nuestros muebles y con nuestro diseño. La gran calidad y la durabilidad son virtudes excelentes. No seguimos las tendencias, sino que, en el mejor de los casos, queremos ser nosotros quienes las marquen. En nuestro caso, apostamos evidentemente por la atemporalidad, una forma especial de sostenibilidad. Como empresa familiar con una larga tradición, nuestras acciones se caracterizan por una orientación a largo plazo. Además, damos mucha importancia a que nuestros productos no perjudiquen al medio ambiente, ni cuando se fabrican ni cuando se eliminan.

Philipp Thonet, ¿es Thonet un fenómeno alemán?

Aunque somos muy fuertes en nuestro mercado local, definitivamente queremos ser una empresa internacional y estamos presentes en 32 países. Nuestra filosofía tampoco es alemana, sino que afortunadamente cada vez se está volviendo más internacional: aspiramos a encontrar un equilibrio entre el crecimiento orientado a los beneficios, la protección medioambiental y una actuación responsable con todos aquellos con los que estamos en contacto como empresa: empleados, distribuidores, arquitectos, proveedores y socios de todo tipo.

Percy Thonet, usted vive en Viena, donde trabaja para Thonet. ¿Considera especial esta situación?

Viena es una parte muy importante de nuestra historia. Si vives aquí, te encuentras literalmente con nuestra historia por todas las esquinas. Creo que la tarea más importante es dar a conocer más en Viena a la nueva Thonet, a los nuevos diseños, sobre todo entre los arquitectos.