Butaca S 830: La 'Making-of Story'

Thonet Making of Story S 830

Descubra las historias de cómo se hicieron nuestros nuevos modelos para salas de estar.

Esta semana les presentamos a Emilia Becker y el making of de su nueva butaca S 830.
La butaca acolchada S 830, inspirada en la historia de Thonet, tardó un año en nacer.

Nuestro excepcional archivo de Frankenberg (Alemania) sirve de fuente de inspiración para muchos diseños de muebles nuevos. Puede que se pregunte cómo se le ocurren continuamente estas nuevas ideas al equipo de diseño de Thonet. ¿Quiénes son los diseñadores y qué les inspira? Y también: ¿qué pasos son necesarios para desarrollar un producto totalmente nuevo?

Con nuestras nuevas «Making of Stories», nos gustaría darle a conocer el trabajo de nuestros diseñadores, el Thonet Design Team.

Descubra aquí el nacimiento y la evolución de la butaca S 830: desde los primeros bocetos hasta el producto terminado.

Clubchair S 830 Emilia becker
Thonet Making of S 830 Inspirationsmodell

Inspiración

La inspiración fue el sillón S 798 F de Hanno von Gustedt. Este sillón pequeño y compacto encajaba perfectamente en la época de su comercialización (hacia 1963) y ofrecía mucho potencial, algo que la diseñadora ha sabido transmitir aquí y ahora. Becker se inspiró sobre todo en el juego entre curvas y aristas del sillón, pero el bastidor de tubo de acero con su aspecto gráfico también fue una fuente de inspiración muy importante. 

Fase de diseño

Para completar el hueco existente en la colección de Thonet, Emilia Becker diseñó un sillón completamente acolchado que transmite la esencia de la década de 1960. La diseñadora encontró la inspiración en el archivo y en el museo de Thonet, que alberga numerosos muebles de años pasados. Después de multitud de bocetos e ideas formales, el proceso comenzó en el ordenador, del que surgieron los primeros modelos impresos en 3D a escala 1:7.

Thonet Making of S 830
Thonet making of S 830
Thonet Making of 830

El desarrollo

Después de examinar formalmente las miniaturas, se fresó un prototipo en un tablero de fibras semidenso a escala 1:1. Mediante este modelo, la diseñadora pudo valorar las proporciones, la inclinación del respaldo y la posición de los apoyabrazos. También fue posible sentarse por primera vez para comprobar la comodidad. Tras varios retoques formales, se encargó un prototipo de Ureol y, al mismo tiempo, se soldaron distintos bastidores en nuestro taller de maquetas.

La joven diseñadora quedó fascinada al ver cómo la herramienta creaba el cuerpo de espuma para sentarse.

Acolchado

En nuestra tapicería se fabricó y adaptó el corte. Con mucha paciencia y trabajo manual se consiguió un buen resultado rápidamente.

Thonet Making of S 830
Thonet Making of S 830

Sesión fotográfica

Después de su fabricación, el sillón S 830 salió a escena para ser fotografiado. Ahora ya se aprecian sus bonitos e importantes detalles: las formas rectas y redondeadas resaltan estupendamente, al igual que las costuras y el bastidor de tubo de acero, que rodea la butaca a la perfección.

Nuevo diseño como producto acabado

Después de un año de desarrollo, el producto ya estaba montado por primera vez y listo para ser enviado desde la planta de montaje. Para la diseñadora, fue muy emocionante ver el resultado de su trabajo con su forma definitiva. «Desde los primeros bocetos hasta el sillón terminado, ha habido mucho desarrollo y entusiasmo en este proyecto. Fue bonito y tranquilizante al mismo tiempo verlo delante de mí».

 

 

Thonet Making of S 830
Thonet Emilia Becker

La Diseñadora

Emilia Becker, nacida en 1985 en Ulianovski (Kazajistán), se mudó en 1992 con su familia a Alemania. Recibió formación como ayudante técnica de diseño en Coesfeld y entre 2008 y 2012 estudió Diseñó de productos en la Universidad Politécnica de Münster. Sus primeras experiencias laborales las vivió en una empresa de nueva creación, en la que se encargaba del diseño de elementos de medición para el sector deportivo. Desde 2014, trabaja como diseñadora y directora de proyectos en el departamento de desarrollo de productos de Thonet.

Foto: Philipp Thonet