Thonet, Conferencing

S 95: La 'Making-of Story'

 

Tras reuniones informativas con diseñadores internos y externos, Randolf Schott, del Thonet Design Team, convenció con su diseño. El desarrollo de una silla de conferencias fue un reto al que Randolf Schott se enfrentó con respeto y una gran sensibilidad. Después del perchero S 1520 y el escritorio S 1200, la S 95 es la primera silla que hace el diseñador.

Thonet, Conferencing
Thonet, Conferencing

El objetivo de Schott era crear una familia moderna de sillas de conferencias cuyos detalles concordaran con la cartera de productos y la marca Thonet y, al mismo tiempo, destacara por su comodidad, funcionalidad, elevada calidad y equilibrada ergonomía. En concreto, el desafío residía en moverse dentro del estricto marco de requisitos, desarrollar un concepto coherente partiendo de esa base y, además, crear algo nuevo e innovador desde un punto de vista formal. Por otra parte, el diseño tenía que poder combinarse con el programa de mesas de conferencias S 8000 de Hadi Teherani.


Schott encontró su fuente de inspiración en el diseño contemporáneo de automóviles de marca superior, un sector que es sinónimo de una fuerza impulsora constante en cuanto a diseño, innovación y tecnología. En este sentido, los conceptos de dinamismo, carácter deportivo, elegancia, estatus, materialidad, calidad y excelencia desempeñaron un papel tan importante como el de las posibilidades de diseño y la combinación de materiales como el metal, el plástico, la piel o la madera.


En forma de bocetos y moodboards, el diseñador preparó las propuestas sobre cómo debería ser el diseño, investigó sobre los materiales y construyó y pulió las primeras ideas con ayuda del CAD. Schott prestó especial atención a la parte trasera de la silla, ya que es lo que primero se ve cuando la silla está agrupada en una mesa.

Thonet, Conferencing

Durante el proceso de desarrollo, se intentó buscar soluciones a los numerosos detalles con el fin de cumplir con los exigentes requisitos que plantea el entorno profesional y con los criterios de ensayo y evaluación ligados a él. A Schott le interesaba sobre todo combinar de forma armónica los distintos componentes individuales de la familia de productos, los cuales están directamente relacionados entre sí: todo un reto para el desarrollo técnico del producto. Así, por ejemplo, para hacer los elementos acolchados o el conector de aluminio, se fabricaron moldes especiales para conseguir las formas deseadas. La base en cruz de aluminio requirió una atención especial en cuanto a concepción y ejecución: para ello se contó con la colaboración de un socio competente, lo que permitió integrar los conocimientos más modernos. Pero antes de crear los moldes, se realizaron análisis de resistencia para localizar los posibles puntos críticos y adaptarlos.

Thonet, Conferencing
Thonet, Conferencing

Con el tubo cuadrado de acero y el acero plano empleados, Thonet —conocida en todo mundo por sus clásicos cantilever de tubo de acero— amplía su cartera de materiales. Además, de este modo se establece una relación con los modelos Thonet de las décadas de 1950 y 1960.


En el laboratorio de ensayos propio se comprobó la estabilidad y la durabilidad de todas las variantes. En el ámbito de las colectividades, estos criterios y ciclos de ensayo son mucho más estrictos que los de los muebles para el entorno doméstico y, a veces, duran varias semanas.   

  
Antes de la primera presentación final, se desarrollaron varios collages de materiales para la- comunicación y las sesiones fotográficas.

 

 

Otra de las tareas de Randolf Schott fue ocuparse de los asuntos relacionados con la calidad del proyecto. Para garantizar que el producto se podía adaptar con total precisión a la producción en serie, antes del montaje, el diseñador comprobó la exactitud de las medidas, la superficie y el acabado de cada uno de los componentes individuales.


Schott estuvo presente durante cada fase de producción dentro de la fábrica: desde el acolchado de los elementos del asiento y del respaldo hasta el fresado de los apoyabrazos de madera y el montaje. Ver cómo el proyecto iba creciendo fue una experiencia muy grata para Randolf Schott.  

Thonet, Conferencing
Thonet, Conferencing

La exitosa presentación en Orgatec 2014, la feria de los muebles de oficina de Colonia, fue un evento emocionante al final del proceso de desarrollo. El programa se presentó en su totalidad y nuestros distribuidores y clientes lo acogieron con entusiasmo. Las posteriores exposiciones itinerantes de los distribuidores, los eventos para prensa y los primeros proyectos de referencia demostraron que los clientes y los distribuidores se habían identificado bien con el concepto y que utilizaban activamente las posibilidades de diseño ofrecidas: el programa S 95 proporciona una gran diversidad de variantes para el entorno profesional, con modelos cantilever y sillas giratorias con distintas alturas de respaldo, superficies y equipamientos. Gracias al uso de incrustaciones en la base giratoria en cruz, a la piel perforada para los acolchados tapizados y a los apoyabrazos con distintas maderas, se pueden crear variantes multiusos e individuales para hacer destacar una oficina.   

 
Volviendo la vista atrás, este proyecto supuso un gran reto y una magnífica experiencia para el diseñador Randolf Schott que marcó un hito en su carrera como diseñador en Thonet.    

 

 

Thonet, Conferencing

La Diseñadora

Randolf Schott nació en 1974 en Torgau (Alemania), completó una formación como ebanista y entre 2000-2004 estudió diseño de productos en la escuela superior de artes aplicadas Angewandte Kunst Schneeberg (facultad de la universidad de ciencias aplicadas Westsächsische Hochschule Zwickau). A continuación, trabajó como asistente en el estudio Delphin Design. Desde 2006 trabaja como diseñador y gestor de proyectos en el departamento de desarrollo de productos de Thonet.

 

» El Thonet Design Team