Fluido y anguloso a la vez

Con el programa S 830, hemos creado una butaca que se adapta a los espacios más diversos gracias a su versatilidad. La combinación de líneas curvas y rectas hace que sea tan femenino como masculino; precisamente estos contrastes son los que confieren emoción y elegancia a este mueble. Con su lenguaje de formas abiertas, la cómoda butaca totalmente acolchada invita a relajarse y tiene una gran capacidad de adaptación: los distintos modelos se pueden utilizar en los ámbitos más diversos: viviendas, salas de espera, zonas de recepción o salas de estar. La separación visual entre el acolchado exterior y el interior también facilita la personalización; en función del gusto y las preferencias se pueden combinar distintas telas y pieles entre sí.