Residential Workspace

 

En muchos sitios, la transición entre la vida laboral y la personal se desvanece cada vez más, tanto espacial como temporalmente. Si adoptamos un enfoque integral de la vida, este avance conlleva abundantes ventajas y calidad de vida para un número considerable de personas: cuando mezclamos trabajo con vida familiar y ocio, somos más felices. Y cuando la vivienda y la actividad profesional coinciden, nos ahorramos trayectos y ganamos tiempo. Los espacios de coworking, cada vez más extendidos, además de ofrecer puestos de trabajo flexibles y salas de reuniones a las que todos pueden acceder, tienen cabida para los intercambios sociales.

 

Lo importante es que organicemos consecuentemente el entorno en el que trabajo y vida convergen. Una oficina en casa con un mobiliario bien pensado facilita la organización de la rutina y nos permite trabajar siempre que nos sintamos inspirados. Las reuniones con socios comerciales y colegas en salas privadas o en salas de conferencias acogedoras crean confianza y permiten debatir de forma abierta. Si nos sentimos bien en el entorno laboral de la oficina o de la agencia, y éste, a su vez, ofrece espacio para socializar, la productividad y la creatividad de los empleados aumenta de forma comprobable.

Ofrecemos productos y soluciones para las situaciones más diversas en las que trabajo y vida privada coinciden: el programa de sillas 190 y la mesa a juego 1190, por ejemplo, son perfectos tanto para salas de conferencias modernas como para salones y comedores.

 

La mesa S 1072, con su gran variedad de tableros y su función extraíble de fácil manejo, responde a la perfección a las necesidades cambiantes de los salones y oficinas.